Ejercicio para Cumplir Sueños

Ejercicio para Cumplir tus sueños

Hacer un viaje. Tomarte unos meses de relax. Tener la libertad de no trabajar un par de años (o sencillamente, trabajar menos y vivir más). Poder dejarle dinero a ese familiar que lo necesita. Hacer que tu día a día sea más cómodo, en tareas del hogar, y en desplazamientos. Poder darle a tu hijo la mejor formación, estudios y diversión. Tener un coche nuevo. Ayudar a esa Ong o causa que hace tiempo te gustaría hacer. Cambiar tu profesión, y realizar por fin esos estudios que tanto te gustaría. Y así, un sin fin de sueños, que sólo sabes tú y que te harían feliz a ti. Sin embargo a día de hoy, prefieres pensar en cuánto tienes, y en qué puedes gastarlo. 

Hoy te propongo hacerlo al revés, primero tus deseos, y después vamos a ver cómo conseguirlos. Esto tiene una explicación muy sencilla. Tener sueños, objetivos alcanzables, te llenarán de energía cada día para luchar por ellos. Sin embargo, levantarte día a día con el simple propósito de sobrevivir, sinceramente, es una vida mediocre, que ha llegado el momento de que hagas algo para cambiarlo.

En este Post, os voy a contar sobre lo que hemos hablado en la primera reunión del ‘Club de Cerebros y Corazones’ , donde hemos definido qué queremos realmente el próximo año, para así, tener ilusión día a día y lo más importante, cambiemos nuestro límite financiero. Aumentemos nuestro Termostato Financiero para crecer profesionalmente, y atrevernos a hacer y conseguir más día a día. 

Puede ser de los post más difíciles para mi, ya que en él, cuento mucho de mi historia personal, pero es en este momento en que encuentro que se van uniendo los cabos sueltos.

Comenzamos!!!

Más Recursos, menos Miedo.

¿Qué relación hay entre nuestros sueños y nuestros miedos? ¿Porqué el miedo es más fuerte que cumplir nuestros sueños? Un día, nos queremos comer el mundo, soñamos a lo grande, y tenemos unas energía imparables. Al día siguiente (en caso de ser mujer, al par de horas), nos llega el miedo, nos paraliza, y miramos hacia otro lado. Nos dedicamos mejor a pensar que habíamos soñado demasiado, y que sencillamente no habíamos sido realistas con ese sueño que nos llenó de ilusión.

¿Sabes que tiene una explicación muy sencilla? El miedo está inversamente relacionado con los recursos que tienes. Esto es, cuánto más joven eres, más tiempo tienes, menos miedo. Cuanto más dinero tienes, menos miedo a que te echen del trabajo y no tener para comer. Cuánto más seres queridos te rodean, menos miedo a caer enfermo y estar solo. Por lo tanto una maravillosa forma de eliminar el miedo, es aumentando tus recursos. Este es el menú de este post. ¿Te apetece?

Yo considero que 3 son los Recursos más potentes y básicos que tenemos: Tiempo, Dinero, y Salud (física y emocional). Sinceramente el Dinero, no es más que una consecuencia de lo que hacemos con nuestro tiempo y nuestra salud. Ahora os explicaré más.

  • El primero de nuestros recursos es el Tiempo. 

La importancia de este recurso radica en que es limitado. Tenemos unos años de vida limitados, que además, no sabemos cuánto. Os recomiendo la película ‘In Time’. Y además es un recurso muy justo, todos tenemos 24h al día. Exactamente igual para todos.

A día de hoy, cada vez son más las personas que entre sus ‘excusas’ se encuentra la expresión ‘NO TENGO TIEMPO’! Que yo más bien te digo: ‘No está entre tus prioridades’. Los días si no tienes en cuenta qué haces en cada momento, no planificas lo importante, acaba el día sin que te haya dado tiempo a hacer nada. Si te pones a pensar el tiempo que empleas en mirar el móvil, en contestar whatsapp, RRSS, ver vídeos, usar aplicaciones, etc…..puedes descubrir que tienes más de 2 horas de media empleadas. Si añades el tiempo que necesitas para desplazamientos, sobre todo en las grandes ciudades. El tiempo en sencillamente no sabes qué hacer, y no haces nada…..Cuando comencé a controlar mi día a día, descubrí que TENÍA MUCHO TIEMPO!! Que podía hacer de todo! Increible!

Estas ‘pérdidas de tiempo’ del día a día, llega un momento en que pasan meses, pasan años, y pasa la vida. Por favor! lleva un registro de qué haces día a día, y comprueba si con ese ritmo de vida puedes conseguir tus sueños, o sencillamente, estás viviendo sin ir a ningún lado.

Existe un dato muy relevante en cuanto a la longevidad. Sabías que en tan solo 100 años, la esperanza de vida del ser humano ha aumentado 40 años? En 1910 la esperanza de vida era de 40 años menos a lo que revelaban los estudios en 2009, llegando a estar a 84 años. Imagina, si nuestro cerebro, nuestros comportamientos aún son aquellos que tenían nuestros antepasados en las cavernas, no hemos tenido tanta evolución en miles de años, si ahora en tan sólo 100 años vamos a vivir casi el doble de tiempo, esto tiene unas consecuencias que como poco, son alucinantes:

1- Por un lado, o nos cuidamos físicamente, o nuestro cuerpo no está acostumbrado para vivir el doble de tiempo. Hace tan sólo unos años, a los 40 años ya estabas a punto de dejar esta vida, y ahora, estás justo comenzando. Así que por favor, haz deporte, cuida tu alimentación.

2- Profesionalmente, a los 40 terminaba ya tu vida, por lo que tu carrera profesional era una cuarta parte de lo que es hoy. Hoy lo mejor que te puede pasar es que cambies de profesión, porque sino tu vida si haces siempre lo mismo, te va a parecer ….. muuuuuy larga!!!

No todo es más difícil hoy día, sencillamente, vivimos más y vamos a ver más cambios. 

Recuerdo como concepto básico, prestar atención a qué dedicas tu tiempo, y como decía Walt Disney, pregúntate si lo que estás haciendo hoy, te lleva dónde quieres estar mañana.

  • El segundo recurso del que vamos a hablar hoy es la energía vital, entendida como salud física y emocional. 

La vida no es racional. La gente fracasa por perder las ganas de vivir. La depresión es la primera causa de muerte en España. 

Esto es básico! Nuestra actitud, nuestro optimismo ante la vida, y rodearnos de quienes nos ayuden a comernos el mundo cada mañana es vital para ser feliz. Hay datos muy curiosos y reír incrementa el 25% de la memoria. Además los que ríen, viven un 21% más de media. No tenemos que hacer nada, ya hay quien ha estudiado como aumentar esta energía vital que necesitamos para vivir. Sin embargo, te recomiendo que no te creas nada de lo que leas aquí, sino que lo experimentes. 

Yo le he entrado sentido, analizando los 3 cerebros que tenemos: Reptiliano, Límbico y Neocortex.

El Cerebro Reptiliano es el 1º cerebro que se formó, y es básico para nuestra supervivencia. Es quien nos mantiene con vida. Se ocupa del 99% de nuestras acciones como comer, respirar, dormir, atacar, salir corriendo, etc. Este cerebro no toma decisiones reflexivas, es rápido!

Es el primero que entra en funcionamiento. Si por ejemplo estás en una situación de estres, tu cerebro reptiliano te pide dormir, descansar, porque él no lo controla, y porque él no te hace reflexionar sobre qué te pasa. Es el que si ves un animal, te hace salir corriendo o te paraliza. Es el que si ves algo que no te gusta lo identifica rápidamente con una emoción del pasado (y como lo que más recuerda nuestro cerebro es lo negativo, porque es básico para nuestra supervivencia) te hace huir de esa situación. Este cerebro se comunica con nosotros a través del cuerpo. Cuando estamos antes una situación que él no controla, te provoca dolor de cabeza, cansancio, malestar….te avisa de que él no controla la situación y cuida tu supervivencia. Te avisa de que, o bien cambias algo de ti, o bien te envía una enfermedad más grave que él sí controle. De ahí muchos casos de Cáncer, Infarto, etc. 

Yo misma, padecí esto. Mi hermano murió de un día para otro, y yo perdí todas las ganas de vivir (literal). Mi cerebro me pedía descanso, desconexión del problema, no hacer nada. Y así fue como dejé el trabajo que tenía, me metía en la cama e intentaba no estar casi ni en contacto con el mundo. Sin embargo, esta falta de vida en mi, hizo que al año, me diagnosticaran un cáncer linfático. Por lo que pensé: Pues sí, la cosa se puede poner peor de lo que estoy si yo no hago nada por mi, por mis pensamientos.

Vigilemos muy bien nuestras reacciones, y nuestras emociones, céntrate en llenarte de alegría, de vivir. 

Afortunadamente nuestro cerebro evolucionó, y cuando nos convertimos en mamíferos, se formó el cerebro Límbico. Los bebes, necesitan amor para vivir. Somos el único animal que al nacer necesita amor para vivir, si no tiene amor se muere. Los niños en orfanatos, evolucionan mucho más lentos que los demás. No por falta de alimentos, sino por falta de amor.

Exactamente igual nos ocurre a los adultos. y todas las decisiones que tomamos están basadas en el amor. Escuchas a quien te cae bien, te enamoras de quien te hace sentir bien, compras a quien te cae bien. En definitiva, el 80-90% del éxito en tu vida va a depender de lo bien que le caigas a los demás. Por favor, no olvides esto!!

Para mí, la gente Extraordinaria es aquella que me hace sentir bien cuando estoy a su lado. 

Fijaos si es tan importante el amor, que si estás te encuentras 100% exitoso en tu trabajo, pero emocionalmente estas viviendo un duelo o una separación, eso lo enturbia todo. 

Cuando murió mi hermano, yo tenía una empresa que funcionaba muy bien, me encantaba, estaba feliz. Sin embargo, al fallecer mi hermano, perdí todo el interés en mi empresa, me marché. 

Cuando duelen las emociones, duele todo, sin embargo, hay una muy buena noticia: Se puede entrenar!!! Baila! Canta! Ríe! No se puede estar triste mientras estás realizando alguna de estas actividades. Refuerza tu cerebro Límbico y serás atrevido, alegre….volverás a tener la ilusión de un peque cuando sus padres le dicen que van a la playa el fin de semana, y él es feliz desde hoy. Se pega 3 días antes jugando en casa con el cubo y la pala imaginándose junto al mar.

Y como dicen: No hay dos sin tres. El tercer cerebro que tenemos es el Neocortex. Es el encargado de la razón. Se encarga de justificar lo que sentimos. Necesitamos entender lo que nos pasa. Es así de simple. Damos explicación a todo, y lo mejor, es que no existe una realidad, porque es lo que cada uno interpreta en su mente. Siempre relacionado con lo que conoce o ha vivido.

Si no cambiamos nuestra percepción del mundo, nuestra visión de las cosas siempre ocurrirá lo mismo porque es lo que nuestra mente conoce, lo que verá y lo que entenderá. Afortunadamente ya ha entrado en nuestras vidas la Ley Causa-Efecto, y los que hemos elegido vivir desde la responsabilidad sabemos que las consecuencias que hay en nuestra vida, son eso, consecuencias de nuestras acciones. Ojo! en este sentido con los pesimistas encubiertos de optimistas que dicen: ‘Piensa, visualiza y espera a que el universo te lo traiga’, es tan pesimista como decir ‘no hagas nada, total no depende de ti’. 

Por lo tanto, mi consejo es el siguiente: Sé realista cuéntate verdad y observa que tus consecuencias son fruto de tus acciones, pensamiento y actitud. Sal a buscarlo! El 85% de la gente no sale a buscar lo que quiere. De ahí que sólo 1 de cada 10 emprendedores tengan éxito. Los otros 9 se lamentan, buscan dentro pero no salen a buscarlo. Y por último, pon PASIÓN! mucha pasión! en cada cosa que haces. No te mereces una vida mediocre!

El equilibrio de estas tres cosas te hará conseguir todo lo que te propongas. Te pongo un ejemplo. Si tu objetivo es saltar un muro de 20 metros, sabes que necesitas un pura sangre, no un burro. Si tienes un burro, lleno de actitud motivado y sale a saltarlo…..ya sabes lo que va a pasar. Y si tienes un pura sangre, que se queda parado, porque el burro se estampó, también sabes lo que pasará.

Por eso te insisto…..LA VIDA ESTÁ AHÍ FUERA! Menos smartphone y más calle. 

  • ¿Y el dinero, no es un recursos importante? 

El dinero es el resultado de lo que haces con tu tiempo y con tu energía.

Cuando pones el foco en la falta de dinero, en cuánto no tenemos o en qué hacer para conseguir dinero, vamos justo por el camino equivocado.

El dinero no funciona así, el dinero funciona justo al contrario. Te explico porqué:

1- El dinero no existe físicamente. Sólo el 10% del dinero que existe en el mundo, existe físicamente en billetes. Te invito a que busques sobre esto.

2- El dinero llega como intercambio de energía y de tiempo. Por ejemplo, cuando trabajas por horas contratada, o cuándo trabajas por proyectos, que aportas valor, energía.

En este contexto, me interesa que sepas que todos tenemos un ‘Termostato Financiero’. Esto es un cifra en nuestra mente, que es la que marca lo normal, lo realista para nuestra mente (como hemos visto), y que en la mayoría de los casos nos limita nuestros ingresos. 

Hoy vamos a trabajar este concepto, y lo vamos a cambiar. Recuerda que el dinero es energía y tiempo, así que hoy vamos a diseñar nuestros sueños y qué importe queremos conseguir para que con nuestro nuestro tiempo y nuestra energía, lo alcancemos.

EJERCICIO PARA CUMPLIR SUEÑOS

Para este ejercicio te recomiendo que te busques un lugar inspirador, nosotros nos reunimos en el parque del Retiro en Madrid, para soñar rodeado de naturaleza. Aleja todas las interrupciones que te puedan llegar, y tómate tu tiempo. Toma un folio y haz 3 columnas. En la primera, tienes que indicar tus sueños. Te ayudará pensar mínimo 5 cosas que quieras Ser, 5 que quieras Tener, y 5 que quieras Hacer en los próximos 6 meses y 1 año. Después, las otras dos columnas son para cuándo las quieres conseguir. En una indica 6 meses y en otra 1 año. 

Añade cuánto necesitas para vivir día a día, y lo multiplicas por 1,3. Es una forma de subir nuestro presupuesto para posibles imprevistos, ahorros, etc.Suma todas las cantidades que necesitas para 12 meses, y ahí tienes tu nuevo termostato financiero. Te sorprenderá que al final las cosas que quieres no son tan caras ni inalcanzables.Te pongo algunos ejemplos para que te ayuden:

Tener:-  Una nueva profesión: Para ello necesito formarme este año en A y B. Esto me cuenta X€

  • Tener un coche nuevo (Define el coche concretamente modelo y marca): Esto me cuesta X€
  • Dinero para en caso de mi familia lo necesite poder ayudarles: X€

Ser:

  • Libre. Entendido como tener un trabajo sin horarios. Trabajar por objetivos. Para ello tengo que
  • Actor: Para ello necesito hacer un curso de interpretación que me cuesta X€. Y contactar con personas relacionadas, acudir a eventos, etc. Coste: X€.
  • Mamá. Tener X dinero para cuando nazca. Tener un casa de tal características. Buscar pareja y para ello tengo que…. 

Hacer:

  • Un viaje con mi pareja de X tiempo, y al destino Y. (Recuerda ser concreto)

Al definir mentalmente qué quieres, le das a tu mente la posibilidad de cambiar con imágenes cual quieres que sea tu realidad este año. Te puede ayudar mucho, ponerlo en fotos, las unes todas y las pones en algún lugar visible para ti. Hazlo realidad en tu mente, y sal a buscarlo! Pon foco en tu día a día en tener cumplidos tus sueños.

 

 

Espero que os ayude esta perspectiva de entender nuestro miedo con el análisis de recursos que hemos hecho. Que te enfoques en aumentar tus recursos para que tu miedo desaparezca o se haga pequeñito. Que no olvides poner pasión en la vida día a día, y que te gobierne más tu cerebro límbico, el que te hace bailar, cantar y reír, que el reptiliano que si estás mal te mete en la cama o te paraliza. Rodéate de gente loca, que piense locuras y comienza a soñar en grande.

Si estás emprendiendo un negocio nuevo, y esta situación te crea estrés, inseguridad, en definitiva, miedo. Como vimos al principio, cuándo mayores nuestros recursos, menos miedo tendremos. Si no tenemos mucho dinero, y nuestro tiempo lo empleamos en descansar, pensar, y no tener dinero. Recibiremos inmediatamente el efectos placebo de nuestro cerebro reptiliano de que él está controlando la situación, porque te tira a descansar a parar. Sin embargo, seguirás sin tener dinero, y a su vez, memos tiempo, por lo que tu miedo….aumentará. Mucho cuidado con esto! Salta de la cama, sal a la calle a buscarlo, ponte en movimiento, baila, y mueve la energía en tu vida, para que así, aumentando tu energía, disminuye tu miedo!

Yo he disfrutado muchísimo haciendo este ejercicio, es más, me dediqué una mañana entera a soñar qué quería hacer. Salieron más cosas de las que yo imaginaba, y además, más ideas de cómo hacer para conseguirlas. Porque muchas de las cosas que queremos, si pensamos bien, no tienen porqué comprarse con dinero. Y a ti, ¿Qué sueño te hace salir de la cama? ¿Qué te hace vibrar?

Share on LinkedInShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *