Blog

11 habilidades para emprender el camino de tus sueños

11 Habilidades para emprender el camino de tus sueños

Si tienes en mente montar un proyecto propio, ves que otros lo consiguen y tú no. Haces mucho, pero no llegas a los resultados.

Estos y muchos más son los problemas más comunes de aquellos que dejan un trabajo y comienzan a trabajar por sus sueños.

Emprender es un actitud y requiere no sólo tener conocimientos de empresa, que también y mucho, requiere determinadas habilidades que determinan porqué unas personas tienen éxito y otras no.

Lee este post con tranquilidad, pretendo explicarte para que integres como trabajarlas tú y así tomar decisiones acertadas en tu proyecto. Así, tu objetivo , único será emprender el camino de tus sueños "con éxito".

Capacidad de resolver problemas

Cuando hablo de problemas, no me refiero a que tu empresa esté a punto de saltar por los aires, me refiero que seas capaz de ante una situación incómoda, resolverla.

A veces, hay que decir cómo queremos que se hagan las cosas a los demás, y decirles lo que no está bien. Callarse, dejar pasar el tiempo, esconderse, mentir...no vale. Hay que mojarse y ante un problema actuar.

¿Qué pasa si no sé qué hacer? La decisión de no hacer nada, es una decisión. Hay situaciones en las que hay que actuar inmediatamente y es inevitable, y otras en las que puedes reflexionar. Piensa que no hacer nada, no es solucionar problemas.

Un buen líder, se posiciona y tiene una posición. No siempre está de acuerdo con todos.

 

 

Capacidad de tomar decisiones

Si eres de los que espera que tu proyecto 'fluya' y que el universo se encargue, te estás olvidando de esta parte fundamental: tomar decisiones. O quizás sí, estás tomando la decisión de no hacer nada.

Muchas veces esto ocurre por falta de confianza en uno mismo, en su proyecto, por miedo a qué opinarán los demás. Miedo a que no funcione. No importa qué es lo que te frena a tomar decisiones, piensa que si no actúas, estás tú mismo frenando el camino a tus sueños.

¿Y si me equivoco? También por no actuar te estás equivocando.

Tomar decisiones también me refiero a que cuestiones del día a día tienes que saber responderlas tú mismo, por ejemplo, responder un email, decisiones de compras, decisiones de acciones de venta.....

Gana la confianza en ti poniéndote en acción. Verás que la magia ocurre cuando haces cosas.

 

 

Capacidad de adaptarse al cambio

Un emprendedor tendrá mucho más éxito cuanto más flexible sea, cuanto más se adapte al cambio (sin perder su objetivo).

Ser flexible y adaptarse al cambio no es que todo te de igual. Es que tengas la mente abierta y tranquila, puedas observar y aceptar que no todo es siempre tal y como tú quieras, tal y como tú esperas, en el momento en el que tú deseas que ocurra.

Ocurren imprevistos, las personas responden de manera distinta a lo que tú imaginas, el mercado cambia sus gustos, llega una empresa nueva que te hace fuerza para que tú mejores y te adaptes...

Si eres una persona que te cuesta que las cosas no sean a tu manera, te vas a llevar muchos dolores de cabeza.

 

Habilidades Comunicativas

Comunicar eficazmente significa que seas capaz de hablar con los demás sin miedo. No se trata de convertirte en un periodista de élite ni el mejor comunicador de la historia. Se trata también de que 'te entienda' la persona a la que te diriges. Tan siquiera que sepas el vocabulario mejor del mundo, que tengas un acento exquisito para los demás.

La mejor comunicación es cuándo hablas con el corazón, y te diriges al corazón de la otra personas. Cuando tratas de encontrar el punto en común entre ambos. Cuando entiendes que hablas y te diriges a alguien que tiene, igual que tú, sentimientos.

¿En tu casa te entienden cuando hablas? ¿Tu pareja y tus hijos te entienden? ¿Sabes comunicarte con ellos?

 

 

Empatía

Saber ponerte en el lugar de tu cliente. Entender de "P a Pa" (no he entendido nunca esta expresión) todo lo que vive tu cliente. De esta manera podrás atender mejor que nadie sus necesidades, deseos, gustos.

Muchos emprendedores se dedican a algo que han vivido, y eso hace que puedan entender mejor a su cliente. Aunque en el momento en el que lo tratan, olvidan que ellos pasaron por esa situación y que se sintieron como ellos. Y así no se empatiza.

Tampoco es empatizar cuando alguien te cuenta un problema que tú digas que tú estas peor. Eso es competir. Cuando alguien te dice que está mal, empatizar es entender cómo se siente (si es que lo puedes entender) y ponerte a su disposición.

 

 

Proactividad

Ser proactivo es ser la persona que,  sabes que cuando hay algo que hacer, sin que nadie le diga nada lo soluciona. Esa persona que da un paso más a lo que se le pide. Que das más de lo que te pide el cliente.

Ser proactivo no es ser reactivo. Es decir, si un cliente te pide algo ya, no puedes parar el mundo, ni lo que estés haciendo para otros. Eres capaz de priorizar.

Ser proactivo no es ser 'mariquilla la primera', un yo lo hago todo. Cualquier cosa que te digan, allí vas.

Ser proactivo es serlo en las cosas importantes. Es saber priorizar.

 

 

Orientado a resultados

Todas las habilidades que ya hemos nombrado, un emprendedor decide aplicarlas siempre enfocado en resultados (ya sean cifras o reconocimiento de marca).

Importante aquí, si no tienes objetivos ¿qué empresa estás montando?.

Déjame que te lo pregunte de otra manera ¿De qué vas a vivir?. ¿De tus ahorros, de la ayuda de tus padres, de tu marido, del paro? ¿Qué va a pasar cuando eso se acabe?.

Sabes que en un año sin facturar aproximadamente estás dejando de ganar más de 18.000€ (siendo austero).

Imagina que contratas a alguien, ¿le pedirías resultados?

Para ti, para tu proyecto exígelo también. Tienes dos tipos de resultados cifras (ingresos) y posicionamiento de marca. Hay acciones que no tienen una rentabilidad directa, pero son necesarias para posicionar la marca. Pero estás, también se mide el retorno de inversión que tienen.

 

 

Creatividad

Se original para resolver los problemas. Sé original y creativo para hablar con tus clientes. Sé original para que todo lo aprendido lo introduzcas en tu empresa de manera creativa.

Haz que sea divertido.

Puedes ser creativo en un sencillo excel, puedes ser creativo en tu modelo de negocio, puedes ser creativo en la manera en la que te comunicas.

La creatividad es hacer las cosas de manera distintas a como hacen los demás.

Ser creativo no está nada reñido con ser un buen emprendedor. Hay personas que creen que por ser creativos, no saben, ni quieren saber de números. Ya sabes como termina esta historia, ¿verdad?.

 

 

Tolerancia a la presión

¡Cuántos momento de presión vivimos los emprendedores! A veces es sencillamente ante la venta/negociación de tus servicios. Esperar la respuesta de un clientes. Hablar con un posible colaborador. Llegar a tiempo a entregar el servicio prometido...

Vivir con calma, con paz todo el proceso puede ser una utopía. Pero que eso no sea una excusa para llegar a la máxima tranquilidad posible.

Trabaja la confianza, repítete: "Todo va a ir bien". Repítelo tantas veces como necesites hasta que tu cuerpo lo integre como natural.

Haz descansos durante la jornada de trabajo, durante la semana, y sobre todo durante el año. ¡Duerme por favor!. Toma momentos para ti. Para ir a un ritmo pausado. Cuando controlas tu mente, tu presión, avanzas más, eres más productivo.

Recuerda que es importante hacer cosas, no dedicar muchas horas (qué también hay que sembrar para recoger).

 

 

Trabajo en equipo

Las relaciones personales son fundaméntales. Nada grande se construye solo.

Si quieres ir más allá de un autoempleo, necesitas equipo y/o colaboraciones.

Saber trabajar con personas es fundamental, saber relacionarse, hacer que las personas estén mejor en tu compañía que sin ti. Conviértete en esa persona que la gente quiere que estés. Conoce la legislación laboral, qué puedes ofrecer, qué ofreces.

En mi mente tengo de referencia a 3 grandes empresarios, y todos ellos tienen en común, la generosidad y lo que les encanta el trato con los demás.

 

 

Potencial de Crecimiento

¿Hasta dónde quieres crecer? Rétate.

No te conformes con unos mini-ingresos, no te conformes con poco, CRECE. Piensa en grande porque tú te mereces muchísimo.

Piensa que para crecer y tener equipo tienes que tener solidez y poder ofrecer a los demás algo estable para que se queden contigo. Así que a cada decisión pienso cómo eso te va a ayudar a crecer.

Cada 6 meses analiza la situación de tu proyecto, toma decisiones, toma acción.

 

 

Autenticidad

Quiero terminar con el más importante. SÉ TÚ MISMO.

No seas como otros, no imites a otros. No tengas la vida de otros. No quieras pensar como otros. No quieras tener el cuerpo de otros.

Hemos pasado de vivir en un mundo donde la moda nos imponía unos cánones de belleza, a un mundo donde nos piden unos cánones mentales y de estilos de vida.

¿No te exiges demasiado?. Sólo exígete ser tú y ser feliz.

 

¡Me encantará leer tus comentarios, dudas o sugerencias!

¡Nos vemos muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.